Seguidores

martes, 16 de noviembre de 2010

The last kiss- capi 3


Visita

El sueño, mejor dicho pesadilla, que acababa de tener era muy parecida a las otras que tenía de vez en cuando.
Mamá pálida, e igual que una flor sin agua, muriéndose y a mi papá gritándome como si fuera culpa mía que ella estuviera así. Nunca pensé que mi madre sobreviviría al cáncer, no es como si yo supiera mucho d ello, solo tenía 7 años asi q no, no era porque supiera nada de ello, era algo en mí que me decía que yo no la vería mas y que mi vida iba a cambiar.
Cambió, oh si que cambió, después de que Lucía muriera el cariñoso padre que yo tenía desapareció, transformado en un frio y sin corazón que solo le importaba sus negocios y que de vez en cuando recordaba un hijo y le daba un regalo para demostrarle todo su “afecto”. Si, claro
Me dirigí de mi cuarto a la cocina sin prestarle atención a nada a mi alrededor, a pesar de ser una casa hermosa solo es el fantasma de lo que fue una vez, toda llena de risas y diversión. Me paré en seco al ver a alguien sentado en el comedor.
-¡Oh dios! ¿Acaso estalló la tercera guerra mundial mientras yo dormía?
-No me hables en este tono, tenme respeto, soy tu padre
El abogado Maxwell Terrinson estaba sentado en la cabecera de la mesa del lujoso comedor….desayunando? ¿en casa?
-¿Que haces aquí papá?
-Decidí venir a ver como estaban las cosas en casa- dijo mientras tomaba otro trago de su café.
-Si quisieras ver como van las cosas en casa pues muy bien podrias haberte ahorado el tiempo y haber llamado a John
-Bueno, pues esta ves he querido venir a verlo personalmente.
-Si, claro porque te importa tanto lo que pase aquí ¿no papá?- dije sarcásticamente.
-Suficiente- dijo mientras se ponía de pie- Estoy harto de tus malcriadeces, no puedo creer que sigas comportándote como un niño, estoy seguro de que ir al internado te ayudará a comportarte.
Claro,solo por eso me mandas allá, no tiene nada que ver con deshacerte de mi.
Seguro
-Lo que digas, ahora, encerio ¿que haces aquí?
Volvió a sentarse, yo seguía parado en la puerta.
-tengo algo que decirte.
Noten que dijo “decirte” quiere decir que la decisión, cualquiera que sea, esta tomada y no le importa en absoluto lo que yo tenga que decir a ello. Que típico de él
-Dime- su rostro estaba demasiado serio, ahí sé que lo que va a decir no me va a gustar y se está preparando para mi reacción.
Vacila un momento y parece “humano” otra vez pero dura tan poco que la verdad no puedo estar seguro.
-Voy a casarme-
¿Casarse?
Un millón de preguntas se me pasaron por la cabeza en el minuto que anunció su futuro casamiento. ¿Qué? ¿cómo? ¿con quien? ¿por qué? ¿qué hay de mamá? ¿Todavia la quieres? Más importante aún ¿alguna vez la quisiste?
Pero lo único que pregunte fue:
-¿Cuándo?- me asegure de que mi cara y mi voz no mostrara la confusión, la rabia y sobre todo el dolor que me causó lo que acababa de decir. Nada. Una cara de póker.
-Aún no lo sabemos pero dentro de un par de meses máximo.
- y… ¿por qué me estás diciendo esto?- cuándo lo dije en su rostro mostro mucha perplejidad.
-Porque eres mi hijo- lo dijo como si fuera lo más obvio del mundo.
Me reí
No pude evitarlo, como si yo alguna vez le hubiera importado desd la muerte de mamá y para colmo ahora viene y me dice “me voy a casar con una fulana que no conoces” aunque… ¿no la conozco? ¿o si?
-¿Se puede saber de que te ries?- bueno definitivamente ya no había ni una pizca de perplejidad en su rostro. Solo enojo.
-Nada, no importa, y bueno papá se puede saber quien es a la que tengo que darle el pésame…eh…digo…las felicitaciones ¿eh?-
Uh, se notaba que el no cría que lo que había dicho hubiera sido una equivocación y que envés de eso lo hubiera hecho a propósito solo para molestarlo.
¿Yo? Claro que si.
Decidió dejarlo pasar.
-La conocerás a su debido tiempo, espero que te valla bien el internado, adiós Mathew - y con esas palabras de levanto de la mesa y se dirigió al salón, supongo que ya se iba, parece que esta vez su visita duro mas que la anterior.
No puedo creer que tome una decisión como esta sin preguntarme y como el dijo, soy su hijo ¿no?, además yo ni siquiera sabía que le salía con alguien y mucho menos que tuviera “novia” aunque para alguien de la edad de él no sé si de aplica el término “novia”. Bueno, no es que le fuera tan viejo, solo tenía 41y a pesar de eso parecía unos años mas joven, creo que lo único que heredé de el fueron los ojos pero aún asi los mios son más claros.
El punto es que no esta tan viejo y espero de verdad que mi futura madrasta no sea tan maldita como creo que será aunque nada que ver con eso del estereotipo de madrastras sino que hace mucho mi papá olvido diferenciar lo “superficial” de la “ambición” y cada relación que ha tenido o tiene lo uno o lo otro y tengo una sensación de que esta va a tener de los dos para regalar, asi que esperó vivir bien lejos de aqui caso contrario creo que me pegaré un tiro.
No hay más remedio

Nessa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario